viernes, 16 de noviembre de 2007

CIENCIA: EN PRIMAVERA INDIFERENTE
Por Pedro Frez

La indiferencia y distancia chilena actual hacia la Investigación Científica, se percibe en algunos signos, además de las escuálidas cifras del Presupuesto nacional que históricamente se destinan al desarrollo de las Ciencias y tecnologías propias Made in Chile.

Ejemplos del silencio e indiferencia ciudadana, son los nombres de algunas calles del barrio República; Sazié; Domeyko; Gay; entre otros; donde muchos santiaguinos e incluso estudiantes universitarios no saben a quienes corresponden los nombres de aquellos científicos naturalistas del siglo XIX; doctor Lorenzo Sazié Laterrade-Pilo (francés); Ignacio Domeyko (polaco), Claudio Gay (francés); hicieron amplia y patriótica labor educacional y científica como fundadores de instituciones, las que también dirigieron y que aún perduran.

Buscar en otras latitudes entre los pioneros naturalistas será un desafío mayor para cualquiera como subir una cumbre, si menciono a un Darwin; o un Humboldt.

Algo les dirá la Teoría de la Evolución; o la Corriente de Humboldt.Hace algunos años David Yudilevich, publicó a través de Editorial Universitaria acerca de la permanencia de Charles Darwin en Chile. Después se abocó a investigar y escribir sobre Alexander von Humboldt.Los que tengan interés buscarán aquellos libros y partirán ansiosos a indagar en aquellas fuentes bibliográficas...

Darwin en Chile (1832-1835): Viaje de un naturalista alrededor del mundo /Editorial Universitaria/4ªedición, 2005/por David Yudilevich ...

De Alexander von Humboldt editó con rica iconografía Mi viaje por el Camino del Inca / Editorial Universitaria / Santiago de Chile, 2004.

David Yudilevich es profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y Emeritus Professor, King's College, University of London, U K . Autor de muchas publicaciones científicas e investigador en ciencias biológicas.

Este cronista arriesga otras miradas. Me sirve de metáfora toda la falta de interés por lecturas de mayor peso cultural y científico como otro matiz de retroceso, aunque suene extraño e irónico, habría que incorporarla dentro de la llamada Involución o Evolución negativa y su destino de deterioro y muerte.Por otro lado, también se cree que la Evolución va mejorando las cosas. La contradicción de todo lo anterior tiene un mismo nacimiento desde "algo" o "Alguien" desde un oculto origen de las especies; y si afinamos el entendimiento, en lo muy profundo sigue siendo un " misterio ". Así, en el siglo XIX, las luchas de la Iglesia contra la Evolución terminaron "rápida y amablemente", sin duda, ya que la explicación darwiniana deja abierto un sitio para un Plan Divino.
.
Un dato biográfico: Charles Darwin contrajo matrimonio con su prima Emma Wedgwood, de la distinguida familia de alfareros; combinando sus recursos económicos, aseguraban un ingreso que permitiría que Charles, de salud delicada, viviera holgadamente - según el naturalista y literato Donald C. Peattie desde su libro Verdes Laureles (Editorial Hermes) - porque era indudable que Charles necesitaba de cuidados. Nunca estuvo bien después del viaje del Beagle; cualquier diversión podía costarle una semana de sufrimientos físicos y nerviosos; media hora de visita de un amigo o quince minutos de exceso de trabajo, originaba la pérdida de días de tarea.

Santiago, 15 de octubre de 2007.
PS.- Texto originalmente ubicado en
IMPORTANTE: Como grabación salió al aire el jueves 8 de Noviembre de 2007, Programa Vuelan las Plumas, de radio Universidad de Chile 102.5 FM en síntesis más compacta por caracter propio del tiempo radiofónico.

1 comentario:

Pedro Frez dijo...

PARECE CIENCIA-FICCIÓN

Texto completo de un par de cartas, opuestas y contrarias entre ellas, enviadas a la Sección de Cartas al Director y publicadas en el diario LA TERCERA en Santiago de Chile el domingo 18 de Noviembre de 2007...respecto a un tema que hace furor...por su importancia, me he permitido transcribir para este Blog.
- I -
" CLONACIÓN
Señor director:
La clonación de seres humanos, para fines reproductivos, terapéuticos o de investigación nos plantea la pregunta si acaso se respeta el sentido más profundo de la ciencia, ya que a través de estas prácticas se manipula,destru ye y se apodera de un ser humano como si fuera puro material biológico.
Por más que técnicamente sea posible producir embriones humanos
y dejarlos a manos de quien los produce, sería un atentado negarle el derecho de que todos los seres humanos somos iguales y merecemos respeto.
Para algunos la clonación con fines reproductivos sería una opción para aquellas parejas infértiles. Pero no lo es, porque el deseo de los esposos a ser padres es posterior al derecho que tiene todo ser humano a ser concebido, gestado y educado en el contexto del amor. También porque implica la pèrdida de innumerables embriones que, aunque obtenidos por clonación, merecen ser respetados. Además, manipula de modo radical las relaciones de parentesco de la persona y abre la puerta a prácticas eugenésicas en las cuales el hijo pasa a ser un producto que se puede fabricar según las posibilidades que ofrecen la técnica y los recursos económicos del mandante.
Esta práctica considera al embrión como un objeto, como un medio, olvidando su condición de sujeto y de fin en sí mismo.
Pareciera ser que detrás de estos intentos está el olvido que la razón humana es científica y ética a la vez, por lo que el hombre no debe dejarse llevar por el imperativo "si puedo hacerlo, debo hacerlo ".
La clonación. porque representa una auténtica tiranía de lo tecnica
mente posible y de los más fuertes sobre los más indefensos, conduce a consecuencias que no podemos predecir.
Mons. Fernando Chomalí G.
Obispo Auxiliar de Santiago." (sic)

/nota del cronista Frez: El Obispo F. Chomalí es Profesor de Bioética en la U.Católica de Chile/

- II -
" Señor director:
Ante el reciente debate sobre la clonación, quisiera comentar que el avance científico registrado la semana pasada, y que permitió clonar 12 embriones a partir de un mono adulto, abre grandes posibilidades para el desarrollo de la biomedicina.
Aquellos que piensan que este tipo de experimentos va a derivar en clonación humana, además de ser
amigos de la ficción, ignoran que
el énfasis en la técnica clonativa está puesto no en la construcción de seres humanos perfectos, sino en cómo, a través de la producción de células madre y el conocomiento acabado del ADN, se puede reconstruir tejidos, recomponer daño neuronal, y en definitiva, dar salud y calidad de vida a quienes no la tienen.
Bien por la ciencia que busca con entusiasmo mejorar la vida de los humanos.
EDUARDO LOBOS " (sic)